Mujer

Pareciera que ser mujer es un crimen, y que por ende ser mujer es también un castigo inmediato al crimen mismo de ser mujer, ser niña y mujer es un doble castigo, ser niña, mujer, miembro de una minoría, ni hablar, ser niña, mujer, miembro de una minoría y ser pobre, no hay futuro alguno, ser mujer y no poder acceder a educación, ser mujer y ser inteligente, ser educada, ser mujer en si, ser mujer.
Tengo 29 años y una hija de 3 años, hace 23 años uno de los hermanos de mi papá intentó abusar de mi, en dos ocasiones, hoy lo veo como ve a mi hija y me temo lo peor, aunque sé que haría todo lo que pudiera y más por ella y su bienestar, y espero que nunca pase por cosas similares, nunca jamás.
Tengo 29 años y hace 13 años el que era mi novio se aprovechó de lo ebria que estaba en la fiesta en la casa de una amiga, un lugar seguro, gente conocida, me encerró en un cuarto donde según él hicimos el amor por primera vez, donde según yo, dormí mi borrachera porque no recuerdo nada, años, muchos años después un amigo me contó: "Como era su  novio pensamos que todo estaba bien", no!, no lo estaba!.
Tengo 29 años y hace 7 años decidí que podía salir con quién yo quisiera y responsabilizarme por la búsqueda y el encuentro de mi propio placer, todos me señalaron y me nombraron zorra, puta, perra, no hacía diferente a lo que hacían mis amigos varones, pero yo, por mi condición de mujer fui marcada, le fui infiel a mi novio, con quién no era feliz y terminé por lo menos cinco veces, quién siempre negó tener una relación estable conmigo para no perder su "ganado", le fui infiel y lo que mas le dolió y me lo dijo siempre fue que yo había hecho lo que él siempre pensó y quiso hacer pero no pudo, no fue capaz, no por respeto ni aprecio, estoy segura que fue porque no se le presentó la oportunidad, le fui infiel y fui socialmente apedreada, señalada, insultada, mortificada, con quién fui infiel pasó sin penas ni glorias, pobre, seguro ella lo obligó, él no tiene la culpa ni velas en ese entierro, claro!, es un hombre, la puta fui yo, por ser mujer y tener una mala pareja.
 Tengo 29 años y hace 5 años supe lo que era tener un orgasmo sin necesidad que mi pareja tuviera uno, "te viniste?, no, pero vos si y eso es lo que importa", que extraña me sentí, hasta descarada, injusta con él, "pero y vos?", no hay necesidad de ser tan complaciente siempre, me decía, claro, él sabía, tenía 20 años más que yo y mucho camino recorrido, él vivía el placer de distintas formas, de otras maneras.
Tengo 29 años y hace 5 años traté en mi EPS de que me autorizaran el procedimiento de ligadura de trompas, desde que tengo 8 años reniego de la maternidad, me parece irresponsable e innecesario traer mas criaturas a este mundo, a las amigas embarazadas de mamá les preguntaba porque eran tan inconscientes de traer mas niños a sabiendas de la enorme cantidad de niños que esperaban ser adoptados, en mi EPS les pareció que a mis 24 años no estaba lo suficientemente segura de lo que quería en la vida y probablemente me iba a conseguir un hombre que si quisiera tener hijos y mi deber era dárselos, desistí, que absurdas ideas de otras mujeres.
Tengo 29 años y hace 4 años por cosas de la vida quedé en embarazo de un hombre que recién conocía y con quién poco me entendía, a pesar de que la familia no estaba en mi proyecto de vida, cedí, acepté, todo bajo la premisa de un hogar establecido con ese ser, accedí y nació mi hija, inesperada y maravillosa situación que me dio el cosmos y acepté.
Tengo 29 años y hace 6 meses me dejaron, la familia y el hogar construidos y formados fueron destruidos por los deseos y necesidades egoístas del otro, hace 6 meses la gente me mira con lástima, revictimizandome con sus comentarios lastimeras, "Cómo estás?, cómo te sientes?, todo mejorará, seguro que si, ánimo, sé fuerte", falló mi relación de pareja pero la vida sigue, él esta bien, el que se fue fue él, el que tiene un nuevo amor es él, pobrecita, que pecao, NO! eso no me hace menos mujer, ni una pobre persona a la que hay que tenerle lástima, me hace una mujer de tantas a las que a pesar de darlo todo y hacerlo todo no les funcionó, el otro prefirió la novedad y todo lo que eso conlleva, no soy ni la primera, ni la única, ni la última y probablemente él no sea ni el primero, ni el único, ni el último, la vida sigue, conmigo o sin mi.
Tengo 29 años y estoy agotada de que mi condición de mujer siempre me esté condicionando, que los hombres sigan creyendo, pensando, sintiendo que para ellos todo esta permitido, sin importar nada mas que ellos. Basta de normalizar lo que no es normal, basta de perpetuar todas esas ideas de mierda, no somos menos, no somos más, no somos iguales, somos diferentes y en esas diferencias nos completamos, no más palabras hirientes entre nosotras, no más términos despectivos entre nosotras, no más malos tratos, no más irrespeto, no más intolerancia.
Tengo 29 años y me sueño un mundo para mi hija donde ella tenga mejores oportunidades en la vida, donde pueda salir de noche tranquila, vestida de la manera que quiera, donde los hombres no la vean como un objeto, ni piensen que pueden hacerla su propiedad, quiero que mi hija sea libre, opine, decida, basada en sus deseos, que sea lo que sea que ella decida ser lo pueda hacer y lo haga muy bien, sin necesidad de demostrar nada a nadie mas que a ella.

**

Porqué sos tan hostil?, tan altivo?, tan pendenciero?, porqué no podés estar tranquilo, bien, en paz?, porqué no podés simplemente disfrutar lo que te está poniendo la vida en frente?, porqué te tenés que negar todas esas posibilidades de estar bien, de surgir, de gozar?, cerrá la boca, poné la mente en blanco y empezá a sentir y dejá llevarte por eso, sentí! Llenáte de emoción, de sensación, de sentimientos, aprovecha todo eso, relajate, valoralo y disfruta, pero deja de pelear, de ser grosero, deja a un lado toda esa mierda y dedicate a disfrutar que si yo puedo y quiero, no veo porque vos no, cerré los ojos cuando bailemos y dejaté sorprender con un beso, nalgueame y sigamos bailando. 

*

Tan desafiante, tan impaciente, tan egocéntrico, tan joven, tan coqueto, esas cejas perfectamente dibujadas, esa nariz que tan bien le queda, esas pestañas cubriendo sus ojos, ojos de niño travieso que no se arrepiente de su última pilatuna, esa boca, que tuerce todo el tiempo, que tuerce para hablar, sus labios carnosos, constante tentación para besar, su barba, con esos espacios donde mis dedos encajan perfectamente cuando lo acaricio, tan hostil, tan malhumorado, tan agresivo, tan pequeño, tan fragil, tan tierno, tan amoroso, tantas ganas de hablar, de ser escuchado, de ser querido y apreciado, de bajar esa muralla, de quitarse la armadura, de recostarse en el pasto y mirar al cielo. Tan amable, tan cariñoso, tan preocupado, tan interesado, tantas ganas de abrazarlo, tantas ganas de besarlo, de perderme en sus besos, en sus labios, de fundirme en él con un abrazo, tanta risa, tanta diversión, sonrisas socarronas de medio lado, nervios al verlo, ansiedad de saberlo tan extraño, tan Dr. Jekyll, tan Mr. Hyde, tan bueno estar con él, tan bueno pasar juntos el tiempo y perdernos en el.

Cogita finem

1992, febrero o noviembre, ya ni sé, Fabián, 18 años, asesinado, días violentos en la ciudad, narcotráfico, poco recuerdo, pero siempre he tenido esa sensación que su muerte prematura fue un alivio para la familia, Fabián, mi tío calavera estaba relacionándose muy mal, con los que eran. 1994, noviembre, recuerdo muy bien este día, Nelson, 18 años, asesinado en la puerta de su casa cuando entraba de visitar a su novia, lo confundieron con Fabián, su hermano, quién llevaba dos años muerto, la familia estaba devastada, Nelson era un buen muchacho. 1996, era pequeña y delgada, cabía en casi cualquier parte, me metieron por una ventana para abrir una puerta, era de la habitación del párroco de San Cayetano, donde mi abuela iba a misa, era un anciano, alto, canoso, fornido, muy muerto, su cuerpo sin vida yacía tendido en el suelo de esa habitación de decoración antigua, un charco de sangre fluía de su cabeza, como en las películas lo piqué para cerciorarme que lo que pensaba que pasaba fuera real, "Abuela, está muerto", grité mientras trataba de destrabar el pasador que aseguraba internamente la puerta de esa habitación, al abrirla solo vi la cara de espanto de mi hermana mayor y la infinita tristeza que invadía a la hermana menor del sacerdote, aunque era menor la recuerdo tan anciana como mi abuela. 2007, muchas cosas en mi vida y en mi cambiaron, la muerte con su naturalidad y tranquilidad, para el muerto, comenzó a tornarse en uno de mis pensamientos mas recurrentes, otro era el ardiente deseo de encontrar el amor verdadero, el amor de la vida. La melancolía me empezó a determinar muchos momentos de la vida, la tristeza siempre estaba presente y esa idea de la muerte siempre estuvo ahí, ante cualquier circunstancia la muerte, ante cualquier duda, la respuesta siempre fue clara, evidente, ejecutarla era lo difícil, lo imposible, tanta debilidad por la vida, por no saber como acabarla, tantos planes, tantas formas, pero sin lograr concretar ninguna, tan bella la muerte, tan calma, tan tranquila, tan anhelada. 2013, conocí el amor, el verdadero, el de la vida, creía que era él, cuando en realidad siempre fue ella, dejé de pensar en la muerte, de anhelarla, de buscarla, de bailar con ella, me dediqué a la vida de cuento de hada, no tenía tiempo ni espacio para traerla a mis pensamientos, a mis sentimientos, de las pocas veces en las que sentía que una enorme parte de mi vida funcionaba. 2016, un castillo de naipes, así me sentía, un castillo de naipes en pleno huracán, que mierdero, aparecía esa idea, pero ya tenía que evitarla, me castigaba por pensarla, "Pues como!, ya no estás vos sola", lo logré, lo pude superar, tanto lío, tanto embrollo, tanto problema, él ya no esta, ok, la vida sigue, conmigo o sin mi, todo iba bien, pero vivir así no es vivir y de seguir viviendo así, pues que mejor momento para morir, ese silencio, esa calma, esa tranquilidad, "pues como!, no piense eso, ni se le ocurra, ud ya no está sola, no le haga eso a los que la quieren", y todo vuelve a ser igual.

Lameme, a pedazos, por pedazos, pero lameme!

Este post lo tienen que leer con un marcado acento españolete y una voz chillona de una española excitada y muy cachonda...

"Que me deis un besito, así, suavecito, rozame el cuerpo con tu lengua, acercate, acercate, tocame, estoy caliente, te veo y me humedezco, tocame, tocame las tetas, muestrame las tuyas, quiero besartelas, chupartelas, son suavecitas, ay que lindas, como me excitas, son rosaditas, y tibiecitas, tocame la entrepierna, sin penas, deja la verguenza al lado de la cama, junto con tu ropa, te quiero, te quiero tener en mi, aqui cerquita, sentir tu piel rozando la mia, no esteis nerviosa, venga, que yo te enseño si quereis, pero no te asusteis, te va a gustar, lo se, solo dejate llevar, la lujuria no es mal, sientela, sienteme, hazme asi, asi como me haces, estais aprendiendo, ohhh que rapida que eres, aprendeis muy bien, asi asi, besadme, rozame, acaricia mis muslos, estan tibios por ti, amo tus tetas, ama las mias, besalas, chupalas, muerdelas, ohhhhhh, asi, asi, ayyy dios, baja, besame, lameme el ombligo, hazme sentir mujer, dame una razon para ser mujer, y para amar a las mujeres, para amarte solo a ti, te deseo, te deseo, ohhh! que rapido aprendeis..."

(Mierda, me encanta herir susceptibilidades, no soy lesbiana, pero porque no serlo...Gracias a Maleja compañera de este ocio lesbico escritor)

ExcSexo de ocio.

Es esa cuestión con la expectativa, muchas veces el producto que determinada compañía nos ofrece no nos genera la misma satisfacción al momento de comprarlo y utilizarlo, llenándonos de desagrado, de disgusto y de decepción, estábamos a la espera de algo, que posiblemente seria la panacea, y no, resulta que no, que era más una enfermedad, mas una especie de burla para nosotros los consumidores habituales, los devoradores de productos, de mercancía, diría yo desde mis pocos conocimientos y mi poca experiencia que lo mismo sucede con los hombres; vamos por la calle con nuestras amigas, vemos pasar al posible hombre de nuestras vidas, el que nos quita el sueño, pensamos en el noche y día, lo queremos tener cerca, pero al tenerlo no sabemos que decirle, titubeamos, temblamos, dudamos, no decimos nada, esperamos otra oportunidad donde estemos mas llenas de valor, o tal vez de alcohol, y lo confrontamos, le hablamos, le decimos las cosas las claras, lo que nos despierta, lo que nos genera, lo que quisiéramos de él, SEXO!, porque obviamente la idea no es casarnos con él, ni tener hijos, ni jurarse amor eterno, es una cuestión, casual, sin compromisos y más importante aun sin remordimientos, concretamos el asunto, de alguna u otra manera el cosmos está completamente a nuestro favor, los astros están alineados, y quiere la madre naturaleza que podamos saciar nuestros deseos más terrenales y mundanos con dicho sujeto, después de un rato de conversación redundante e innecesaria y de poner un poquito de confianza en el ambiente, de vencer la timidez, se aproxima el personaje de la historia, nos besa, y de inmediato pensamos: Oh, estoy besando a este man! Juemadre que chimba!, pero no!, segundos después nuestros pensamientos un poco más claros por la decepción, nos vemos envueltas en una idea que recorre e invade nuestra mente: No! Que man para dar picos malucos, quien le abra enseñado, si es que aprendió!, primer error, hubo beso, beso maluco que no fue detenido a tiempo, se permitió que siguiera la situación, después cuando se llega a algún sitio, sea la casa de uno o la de él, comienza el jugueteo inquieto de manos, muy directo el hombre, a fin de cuentas es hombre y necesita con suma urgencia tener sexo, nosotras que de por si somos algo mas calmas y sin afanes titubeamos, lo vemos como una amenaza, pero aun así no lo detenemos, seguimos, porque es el hombre más sexy que hallas conocido, así la conversación haya sido mínima, porque él no tenía mucho por decir, así los besos hayan sido un asco, porque definitivamente el no sabe besar, uno sigue, dándole oportunidades de que se reivindique, pero no, nada, todo sigue complicado, en descenso, de mal en peor, pobre tipo pensás para tus adentros, como decirle que es maluco, que no estás disfrutando lo que te está haciendo, que no estás excitada, pues no tanto como deberías, a fin de cuentas es uno de los hombres más sexy que hayas visto, el que todas desean, y ahí lo tenés en la cama solo para vos, pero ah!, quisieras cederle el turno a otra, preferirías estar dormida, o donde el odontólogo, pero bueno, seguís dándole chance porque sos una buena persona que sabe que eso al principio es complicado, que es difícil cogerle el ritmo, y más aun en el primer intento, es difícil, no te gusta y ya, definitivamente no hay poder humano que te convenza de lo contrario, ni el tipo este con todo su sexyness, es imposible, seguís porque no te gusta dejar las cosas a medias y porque te da pesar con él, termina, Gracias a quien sea! Por fin!, bostezas, decís que cansancio, que sueño, el se voltea, te abraza, te da un beso en la frente y dice: que rico!, que bueno repetirlo!, este mmm NO!, gracias, pero no, gracias, aburres amigo y prefiero la abstinencia a tener que estar con vos otra vez, lo pensás, claro está, no se lo decís, tampoco sos tan mala persona, pero deberías serlo a ver si aprende a coger, a besar, a tocar, a acariciar, lástima que no lo seas, sigue abrazándote, besándote, con ganas de mas, vos solo tenés ganas de dormir, de que se vaya para su casa a dormir el también, querés estar sola, no porque te sientas mal, sino porque es verdad lo que decía tu abuelita, “mejor sola que mal acompañada”, igual ha sido el peor sexo de tu vida, pero aun así el insiste en seguir viéndose, en repetirlo, porque él lo disfruto, es hombre a fin de cuentas, que esperabas, porque igual el no esperaba nada, pero te haces la loca, cambias el temas, estoy cansada, que sueño, quiero dormir, esperas que se decida, después de un buen rato, tomar rumbo para su casa, te preguntas porque cuando querés que se queden es cuando más ganas les da de irse, y cuando querés que se vayan se rehúsan a abandonarte?, pero igual, mejor te haces la loca, bostezas, agradeces una llamada salvadora y él se va, y pensás: Mierda tiene mi numero de celular!!!
(Alce la mano izquierda a quién no le haya pasado algo así…)

Like a fool

We take a chance from time to time
and put our necks out on the line
and you have broken every promise that we made
and I have loved you anyway

Took a fine time to leave me hangin' out to dry
understand now I'm greivin'
so don't you waste my time
'cause you have taken
all the wind out from my sails
and I have loved you just the same

We finally find this
then you're gone
been chasin' rainbows all along
and you have cursed me
when there's no one left to blame
and I have loved you just the same

And you have broken every single fucking rule
and I have loved you like a fool


En medio de mi "duelo" dediqué unas noches a ver series y películas en Netflix, me parece que me ví demasiadas, entre esas me ví varias con Keira Knightley, no sé porqué, me parece muy regular como actriz pero en la película de mi vida, ella interpretará a una amiga, entre esas películas estaba una en la que protagonizaba con Mark Ruffalo, (quién va a interpretar a otro amigo), así que decidí verla, en la película ella era una cantautora a la que le habían roto el corazón, Adam Levine, (terrible tipo al que sigo sin encontrarle la gracia que a las demás deleita), pero lograba superarlo con la ayuda de la música, basándose en mi sinopsis que película mas cula, el caso es que cuando uno esta mal, entusado, despechado, con resaca amorosa, todo le habla; el cine, la música, la literatura, los perritos que saluda en la calle lo miran a uno y le dicen "pobre ser humano tan lleno de tristeza y de dolor, voy a lamerle la cara para que se le pase", todo es con uno, esta canción me gusto, un montón, podría decir que en un 80% porque dice Fucking, y el 20% restante porque así me siento. Debo confesar que la voz me gusta, y que alguna vez con mi amigo Mark Ruffalo Pérez soñé con tener una banda de novia brava, tocar el ukelele y la melódica y componer y cantar canciones para los corazones rotos y cuando llegó el que se fue quería cantarle al amor y a todo lo bello del mundo. Ya no.
(Si quiere que le recomiende o que le spoileé alguna vaina, pregunté no más, ayúdeme a ocupar mi mente y mi tiempo en otra cosa aparte de este dolor y esta tristeza tan hijueputa.)