Mujer

Pareciera que ser mujer es un crimen, y que por ende ser mujer es también un castigo inmediato al crimen mismo de ser mujer, ser niña y mujer es un doble castigo, ser niña, mujer, miembro de una minoría, ni hablar, ser niña, mujer, miembro de una minoría y ser pobre, no hay futuro alguno, ser mujer y no poder acceder a educación, ser mujer y ser inteligente, ser educada, ser mujer en si, ser mujer.
Tengo 29 años y una hija de 3 años, hace 23 años uno de los hermanos de mi papá intentó abusar de mi, en dos ocasiones, hoy lo veo como ve a mi hija y me temo lo peor, aunque sé que haría todo lo que pudiera y más por ella y su bienestar, y espero que nunca pase por cosas similares, nunca jamás.
Tengo 29 años y hace 13 años el que era mi novio se aprovechó de lo ebria que estaba en la fiesta en la casa de una amiga, un lugar seguro, gente conocida, me encerró en un cuarto donde según él hicimos el amor por primera vez, donde según yo, dormí mi borrachera porque no recuerdo nada, años, muchos años después un amigo me contó: "Como era su  novio pensamos que todo estaba bien", no!, no lo estaba!.
Tengo 29 años y hace 7 años decidí que podía salir con quién yo quisiera y responsabilizarme por la búsqueda y el encuentro de mi propio placer, todos me señalaron y me nombraron zorra, puta, perra, no hacía diferente a lo que hacían mis amigos varones, pero yo, por mi condición de mujer fui marcada, le fui infiel a mi novio, con quién no era feliz y terminé por lo menos cinco veces, quién siempre negó tener una relación estable conmigo para no perder su "ganado", le fui infiel y lo que mas le dolió y me lo dijo siempre fue que yo había hecho lo que él siempre pensó y quiso hacer pero no pudo, no fue capaz, no por respeto ni aprecio, estoy segura que fue porque no se le presentó la oportunidad, le fui infiel y fui socialmente apedreada, señalada, insultada, mortificada, con quién fui infiel pasó sin penas ni glorias, pobre, seguro ella lo obligó, él no tiene la culpa ni velas en ese entierro, claro!, es un hombre, la puta fui yo, por ser mujer y tener una mala pareja.
 Tengo 29 años y hace 5 años supe lo que era tener un orgasmo sin necesidad que mi pareja tuviera uno, "te viniste?, no, pero vos si y eso es lo que importa", que extraña me sentí, hasta descarada, injusta con él, "pero y vos?", no hay necesidad de ser tan complaciente siempre, me decía, claro, él sabía, tenía 20 años más que yo y mucho camino recorrido, él vivía el placer de distintas formas, de otras maneras.
Tengo 29 años y hace 5 años traté en mi EPS de que me autorizaran el procedimiento de ligadura de trompas, desde que tengo 8 años reniego de la maternidad, me parece irresponsable e innecesario traer mas criaturas a este mundo, a las amigas embarazadas de mamá les preguntaba porque eran tan inconscientes de traer mas niños a sabiendas de la enorme cantidad de niños que esperaban ser adoptados, en mi EPS les pareció que a mis 24 años no estaba lo suficientemente segura de lo que quería en la vida y probablemente me iba a conseguir un hombre que si quisiera tener hijos y mi deber era dárselos, desistí, que absurdas ideas de otras mujeres.
Tengo 29 años y hace 4 años por cosas de la vida quedé en embarazo de un hombre que recién conocía y con quién poco me entendía, a pesar de que la familia no estaba en mi proyecto de vida, cedí, acepté, todo bajo la premisa de un hogar establecido con ese ser, accedí y nació mi hija, inesperada y maravillosa situación que me dio el cosmos y acepté.
Tengo 29 años y hace 6 meses me dejaron, la familia y el hogar construidos y formados fueron destruidos por los deseos y necesidades egoístas del otro, hace 6 meses la gente me mira con lástima, revictimizandome con sus comentarios lastimeras, "Cómo estás?, cómo te sientes?, todo mejorará, seguro que si, ánimo, sé fuerte", falló mi relación de pareja pero la vida sigue, él esta bien, el que se fue fue él, el que tiene un nuevo amor es él, pobrecita, que pecao, NO! eso no me hace menos mujer, ni una pobre persona a la que hay que tenerle lástima, me hace una mujer de tantas a las que a pesar de darlo todo y hacerlo todo no les funcionó, el otro prefirió la novedad y todo lo que eso conlleva, no soy ni la primera, ni la única, ni la última y probablemente él no sea ni el primero, ni el único, ni el último, la vida sigue, conmigo o sin mi.
Tengo 29 años y estoy agotada de que mi condición de mujer siempre me esté condicionando, que los hombres sigan creyendo, pensando, sintiendo que para ellos todo esta permitido, sin importar nada mas que ellos. Basta de normalizar lo que no es normal, basta de perpetuar todas esas ideas de mierda, no somos menos, no somos más, no somos iguales, somos diferentes y en esas diferencias nos completamos, no más palabras hirientes entre nosotras, no más términos despectivos entre nosotras, no más malos tratos, no más irrespeto, no más intolerancia.
Tengo 29 años y me sueño un mundo para mi hija donde ella tenga mejores oportunidades en la vida, donde pueda salir de noche tranquila, vestida de la manera que quiera, donde los hombres no la vean como un objeto, ni piensen que pueden hacerla su propiedad, quiero que mi hija sea libre, opine, decida, basada en sus deseos, que sea lo que sea que ella decida ser lo pueda hacer y lo haga muy bien, sin necesidad de demostrar nada a nadie mas que a ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario