En la trampa

Esta canción, y no más, porque no necesito decir mas...
http://www.youtube.com/watch?v=y1eYtLanINQ&feature=related

Jackie y yo

A mi el Jack Daniel's me parece una preciosura, es como ese tipo de tragos discretos que uno puede disimular en un vaso grande lleno de hielo y la gente puede pensar que estás tomando solo redbull o algo así, no se porqué disimular que estás tomando, en realidad no sé porque hacerlo, pero esas cosas pasan y  mi ni me importan, son casi las 4am y yo decidí que es mejor escribir algo que irme a dormir, porque estoy muy llena de Jackie D y es mejor escribir que irme a dormir, o eso creemos. Hace mucho no tomaba Jack Daniel's de está manera, ni hace 15 días en mis 25 años, está vez, es porque Hellen una muy buena amiga se va a vivir a Bs As y al parecer tomando un poco alivianabamos su despedida. Estuvimos en La Curva, un bar donde un amigo-hermano nuestro trabaja, nos tomamos dos medias de Jack, hablamos, discutimos cosas tan importantes como el nivel de guaposidad de determinado ser, llegué a casa, sin sueño, sin una pizca de sueño a ver tele, Unfaithful fue la única peli que vi en la tele, Diane Lane en su papel de mujer infiel, cayendo ante los encantos de Olivier Martinez, engañando a Richard Gere, su marido en la película, que divinidad, que genialidad, esos senos, esa mujer, ese engaño, yo como si nada, ella como si nada, hasta cierto punto, yo pensando "Carajo, que habrá pasado?", porque en realidad, no se si será un Alzheimer precoz o un importaculismo tan avanzado que ni me acuerdo que paso en determinados momentos de mi vida. Ella sigue, ella continua, recuerdo conversaciones divertidas con Camila, Hellen y Dario, recuerdo fotos, recuerdo brindis: "por ellos, por Hellen, por mi, por todos", recuerdo algunos temas de conversación, recuerdo que salí con Camila porque estábamos un poco aburridas y porque no queríamos quedarnos en casa pensando tantos temas que habían para pensar, ella en sus cosas importantes, yo en mis trivilidades, una y otra vez se lo dije: "Esto es una maricada, yo me angustio por tantas mierdas que no valen la pena, me siento tan mal preocupada por estas guevonadas", ella una y otra vez me decía que no son trivialidades si tanto me  preocupan", igual no deja de molestarme el hecho de estar pensando constantemente en ese tipo de asuntos, es por un él que ya no está, que se fue, por elección propia, claro esta, que dejo de estar, que en días como hoy extraño infinitamente, no por su ser hombre sexual, sino por su ser amigo donde estás, que extraño para hablar, para contarle cosas ridículas de las cuáles él reiría, contarle que soy vegetariana, que no tomo Coca Cola, que sueño con él patinando y con mis difuntos abuelos, que él siempre, siempre, siempre será mi amigo, porque así lo queremos los dos, para decirle que veo esa película donde sale Olivier hecho una delicia y Diane hecha un bombón, que él lea y no me juzgue, que lo sepa y ría, que me pregunté a donde voy y yo le responda que no sé, porque es el Jack Daniel's el que me lleva a algún lugar, no yo, ni él. que sepa que yo siempre me moveré no a el ritmo que queramos sino al ritmo que quieran mis pies, lo extraño, y más con Jack encima, lo extraño y mas que hace días no sé de él. 

Veinticinco

El viernes pasado cumplí 25 años, desde que empezó el mes estuve entusiasmada planeando e imaginando como sería la celebración, normalmente mis cumpleaños pasan como un día común, mis 24 los pasé trabajando, mis 23 peleando con mi novio, mis 22 en clase, mis 21 viendo televisión, mis 20 ni me acuerdo, pero por alguna razón que aún desconozco el cumplir 25 me tenía muy animada, yo con las expectativas tengo una relación mas bien regular, con eso y con la gente, es como una falta de fe en la ejecución de algunos planes, es porque yo soy así, no tengo ningún problema en ausentarme, en desaparecerme o en abandonar algún encuentro, por eso cuando alguien se compromete pero incumple no me sorprende ni me molesta, me da igual, es humano a fin de cuentas, el caso, retomando la celebración la comencé el viernes, el día oficial, viernes 13 para alegría mía y mi obsesión numérica, empezamos comiendo pizza de mi pizzeria favorita, no tanto por el sabor sino por los recuerdos que me trae, con torta de chocolate aunque no me guste tanto, hubo calle, gente, licor, risas, coqueteos, besos, abrazos, lo normal de un viernes, el sábado el plan cambiaba, era mas contundente, había deseo de fiesta, mucha fiesta, y así fue, hubo baile, risas, recorridos largos, saludos, Hola!, si, es mi cumple, ahh muchas gracias, salud!, lo disfrute enormemente, disfrute cada segundo de baile, de risa, de descontrol, disfrute ver a mi hermano con dos de mis mejores amigas sonriendo, a mis amigos viejos con mis amigos nuevos, nos disfrute ver a todos bailando y riendo, el domingo el asunto fue diferente, almuerzo con papá y hermano, muy cordial, hasta aburrido el asunto, porque así es papá, un señor de 60 años que se queja mucho y por todo, hay fila para mesa, esto está muy caro, que demora con el almuerzo, no voy a pagar propina, tanto carro en la calle, no hay parqueaderos, me quiero ir ya, y muchas frases más que día a día le oigo decir, mi almuerzo estuvo bueno pero no me lo comí todo, nosotros compartimos nuestra comida, todos probamos lo que cada uno pide, es una costumbre de toda mi vida, yo lo hago aún, sin pena pido probar comida ajena, después visita donde la abuela, que sueño, cada que la veo extraño más a mi abuela fallecida, volver a la casa, conectarme a la virtualidad, depresión post cumpleaños pre lunes, frío, cama, películas, escribir, todo es muy normal, como cuando tenía 24 años. 

La física cuántica y la incertidumbre

Lo que más angustia de la incertidumbre no es el desconocimiento de las consecuencias de determinados actos, lo que mas angustia es tomar una decisión, hablar, besar, amar, lanzarse, verbalizar eso que genera la incertidumbre, yo siento, yo opino, yo creo, y el temor, espantarse por ese vacío ahí en el estómago, esa debilidad, ay me derrito, esperar que se dé la oportunidad para que tu deseo se cumpla, lo que siempre quisiste, anhelaste, deseaste, que la sintonia existiera, que el camino fuera el mismo, que el sentimiento fuera mutuo, eso es lo que realmente angustia, el rechazo, una respuesta no deseada, ay la expectativa, la que mueve la vida de tantos, esa emoción de obtener lo deseado, ahí, está ahí junto a saber que no siempre obtenemos lo que deseamos, lo que queremos, a saber que así como quiero pueden no querer, con la misma pasión y devoción que se ama, se puede odiar, saber que como puedo ganar puedo perder, saber que si gano mi deseo será disfrutado y saber que si pierdo el deseo no desaparece completamente, puede seguir latiendo, ardiéndote en las entrañas porque ahí se quedará, esperar que se desvanezca o que se modifique, dejar de desear con prontitud, tener que continuar como si nada mientras esto pasa al olvido, mirar, soñar, olvidar, incertidumbre disipada, cero ganancia, seguir con la vida, ocuparse no preocuparse, darle tiempo, relajarse, fluir y volver a sentir incertidumbres.