Jackie y yo

A mi el Jack Daniel's me parece una preciosura, es como ese tipo de tragos discretos que uno puede disimular en un vaso grande lleno de hielo y la gente puede pensar que estás tomando solo redbull o algo así, no se porqué disimular que estás tomando, en realidad no sé porque hacerlo, pero esas cosas pasan y  mi ni me importan, son casi las 4am y yo decidí que es mejor escribir algo que irme a dormir, porque estoy muy llena de Jackie D y es mejor escribir que irme a dormir, o eso creemos. Hace mucho no tomaba Jack Daniel's de está manera, ni hace 15 días en mis 25 años, está vez, es porque Hellen una muy buena amiga se va a vivir a Bs As y al parecer tomando un poco alivianabamos su despedida. Estuvimos en La Curva, un bar donde un amigo-hermano nuestro trabaja, nos tomamos dos medias de Jack, hablamos, discutimos cosas tan importantes como el nivel de guaposidad de determinado ser, llegué a casa, sin sueño, sin una pizca de sueño a ver tele, Unfaithful fue la única peli que vi en la tele, Diane Lane en su papel de mujer infiel, cayendo ante los encantos de Olivier Martinez, engañando a Richard Gere, su marido en la película, que divinidad, que genialidad, esos senos, esa mujer, ese engaño, yo como si nada, ella como si nada, hasta cierto punto, yo pensando "Carajo, que habrá pasado?", porque en realidad, no se si será un Alzheimer precoz o un importaculismo tan avanzado que ni me acuerdo que paso en determinados momentos de mi vida. Ella sigue, ella continua, recuerdo conversaciones divertidas con Camila, Hellen y Dario, recuerdo fotos, recuerdo brindis: "por ellos, por Hellen, por mi, por todos", recuerdo algunos temas de conversación, recuerdo que salí con Camila porque estábamos un poco aburridas y porque no queríamos quedarnos en casa pensando tantos temas que habían para pensar, ella en sus cosas importantes, yo en mis trivilidades, una y otra vez se lo dije: "Esto es una maricada, yo me angustio por tantas mierdas que no valen la pena, me siento tan mal preocupada por estas guevonadas", ella una y otra vez me decía que no son trivialidades si tanto me  preocupan", igual no deja de molestarme el hecho de estar pensando constantemente en ese tipo de asuntos, es por un él que ya no está, que se fue, por elección propia, claro esta, que dejo de estar, que en días como hoy extraño infinitamente, no por su ser hombre sexual, sino por su ser amigo donde estás, que extraño para hablar, para contarle cosas ridículas de las cuáles él reiría, contarle que soy vegetariana, que no tomo Coca Cola, que sueño con él patinando y con mis difuntos abuelos, que él siempre, siempre, siempre será mi amigo, porque así lo queremos los dos, para decirle que veo esa película donde sale Olivier hecho una delicia y Diane hecha un bombón, que él lea y no me juzgue, que lo sepa y ría, que me pregunté a donde voy y yo le responda que no sé, porque es el Jack Daniel's el que me lleva a algún lugar, no yo, ni él. que sepa que yo siempre me moveré no a el ritmo que queramos sino al ritmo que quieran mis pies, lo extraño, y más con Jack encima, lo extraño y mas que hace días no sé de él. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario