Se fue

Hace mucho tiempo me planteé que desde el desamor escribo mejor, o por lo menos eso pretendo, el desamor me inspira a escribir, el desamor me lleva a hacerlo, el amor es diferente, el amor me ocupa totalmente en el goce y el disfrute, en el ser feliz, el vivir el aquí y el ahora, el desamor me llena de dudas, de nervios, de melancolía, de tristeza, el desamor me duele, cada que me desenamoraba de alguien me dolía tener que decírselo, me dolía tener que ver su dolor o por lo menos vivir su dolor mientras me iba, pero finalmente me iba tranquila y con la mente ocupada en seguir el camino, ya pasará, me refería al dolor del otro, cuando me tocaba a mi el dolor era diferente, una semana a oscuras en mi cuarto, llorando entre las cobijas, tomando agua y comiendo galletas de soda, llorando y llorando, después una visita de alguna amiga, un litro de helado y un paquete de Oreo, dolor de panza, qué sigue?, litros de alcohol en mi bar favorito, música que me recordaba a quién se fue y me dejó, llorar otro tanto pero con la excusa del alcohol, vomitar, vomitar todo lo que tenía dentro, dormir, la resaca aparece para volverme a recordar ese dolor, salir otra noche y conocer a alguien, olvidar al que se fue, volver a empezar.
Ahora no sé que hacer, no puedo encerrarme a llorar, tengo una hija que cuidar, ya no soy solo yo, tantos años juntos, una familia, un hogar, tantos planes para los tres, ya para qué?, tan fácil que es para que deja de querer, para el que se va, tan fácil todo, tanto dolor, tanta tristeza, no puedo llorar tanto como quisiera o por lo menos tanto como estoy acostumbrada porque esa vocecita siempre me pregunta si llama al doctor para que me revise el corazón roto, mamá esta triste, mamá esta cansada, mamá no sabe que hacer, mamá esta derrotada, cómo decirle eso a alguien que apenas comienza a vivir?, cómo permitir que viva eso? Todos me dicen que ya pasará, que con el tiempo dejará de doler, que se me va a olvidar, pero no sé como explicarles a ellos que necesito una medida inmediata, que no tengo tiempo para eso, que necesito que sea ya!, no puedo ir a emborracharme y vomitar hasta que lo olvide, no puedo involucrarme con otro cualquiera que se aparezca, no es un amor adolescente, no es un capricho, con él aprendí lo que es amar de verdad, me duele el corazón, me duele la panza, me duele la cabeza, me duele el alma, porque yo me quedé, y me quedé con una vida entera de amor para alguien a quién ya no le interesa, y eso es mucho, y no sé que hacer con todo eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario