Los Supertramp

*Para que entienda el título de este escrito le recomiendo que se vea Into the wild.

Hace unos meses, gracias a un amigo, descubrí un espacio mágico en Santa Elena, es su casita de descanso, es hermosa, aunque el frío no me guste tanto, ir a la casita me encanta, siempre iba con él, pero esta vez decidí aventurarme e ir sola y emprender una aventura académica, dedicarme a la lectura y escritura del trabajo de grado mas demorado de la historia de la facultad de Psicología de la Universidad pontificia bolivariana, , increíblemente mis niveles de concentración y comprensión se incrementan allá, esta aventura no la emprendí sola, me acompaño un soñador, quién también buscaba un espacio para la academia, él también tiene líos con su trabajo de grado, nos encontramos en el centro de la ciudad, llegué temprano, después de muchos meses de no vernos, él apareció, llegamos al parque de Santa Elena y la aventura se puso densa, caminar desde ahí hasta la casita, Cuántos kilómetros son?, No sé, Cuánto tiempo es?, No sé, Hacia que lado es?, Yo creo que..., mal, soy el peor GPS humano, me confundo con la izquierda y la derecha con el subir y el bajar, pero nada, hágale, camine, debe ser cerca, preguntas, miradas, silencios, sonrisas, Quiere que le ayude con la maleta?, No, gracias, Quiere agua?, Si, por favor, Falta mucho?, Como 4 canecas y llegamos, 3 horas después Mira, la casita, a él le encanto, por que así es, la casita encanta, es mágica, frío, mucho frío, música, muy buena música, el Ipod no fallo, hasta me gusto su contenido, mas conversaciones, mas silencios, mas miradas, mas sonrisas, un abrazo, una caricia en la mano, un beso, la música suena, la luz de las velas se está consumiendo, Tengo frío y sueño, me voy a la cama, Puedo ir?, Claro, mas abrazos, mas besos, mas conversación, la música suena y dormimos. Otro día, el sol lo avisa, Agh el sol!, leamos, estudiemos, en la noche mas besos, mas abrazos, mas caricias, 3 horas caminando juntos por una carretera, con rumbo fijo pero sin la seguridad de llegar, 3 años de conocernos, de hablar, y justo es en la casita donde el camino que andábamos en solitario se nos junto y donde decidimos tomarnos de las manos, querernos y recorrerlo juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario