Mi buen amigo

Ayer tenía una conversación con un ser demasiado importante de mi vida, es parte de mi pasado, es parte de mi presente y deseo que haga parte de mi futuro, desde 13 años somos amigos, hemos sido amantes, novios, confidentes, hemos sido muchas cosas que ya no somos, pero nunca hemos dejado de ser amigos, situación que me resulta muy grata y apropiada, especialmente en estos días de caos donde la soledad impera, hablábamos de muchas cosas, de proyectos de vida, del futuro, de como hemos "desperdiciado" mitad de nuestras vidas, de mi abuelo que es pieza clave de un asunto pendiente; pasar la tarde con mi amigo, ayudarle con sus tareas de ingles, tomarnos la bebida mas deliciosa y refrescante, ser hippies y hablar hippiesadas, soñar, poner la mente a volar, estar con alguien que vale la pena y que te hace sentir bien, esa sensación de confort que hace mucho no siento, esa sensación de conversación real, esa sensación tan maravillosa, pero que últimamente ha disminuido, que ya no encuentro con tantas personas como antes, que ya no siento en los demás, en quienes la solía sentir, concluí que he crecido, madurado, que cambie de prioridades y que las demás personas no comparten lo que pienso, concluí que no tengo porque atormentarme por esas personas que pasaron y se quedaron atrás, ni preocuparme por las que están por llegar, ni por ninguna, que no debo atormentarme ni preocuparme ni nada de nada, es solo gente, va y viene, la de verdad y la que pesa, sin importar dificultades ni diferencias, esa gente, esa es la que se queda, como mi buen amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario