24 años

Llevo 24 años en este fuego cruzado, solo soy una victima mas de esta guerra sin sentido, como todas las guerras, alguna vez elegí un bando, el de la mayoría, por un tiempo me funciono, pero después supe que todo estaba a favor del "enemigo", yo, como cualquier mortal pensé en sobrevivir, así que cambie de bando, me uní al enemigo, me sentí protegida y a salvo, pero en el campo de batalla al enfrentarme a mi antiguo equipo , a mi en ese entonces enemigo, me sentía débil, estaba débil, vulnerable, sola, mi equipo en realidad eramos solo dos, me había abandonado a mi suerte, era presa fácil, fui la carnada, así que mejor abandone el campo de batalla, era lo mas sensato a mi parecer, pero no me permitieron abandonar la guerra, estaba lejos de acabarse, esta lejos aun de terminar, no estaba ni de un lado ni del otro, pero igual así me involucraron en todo, por mas que quise no pude no estar ahí, así que decidí no tomar partido alguno, que difícil fue, trate y trate, hice lo mejor que pude, pero igual falle, me hicieron parecer como si estuviera aun de el lado de el, pero así no era, yo estaba apoyándome era en mi, a mi, era un nuevo equipo, el mio, el que no batallaba, volví al campo de batalla, la situación estaba un poco mas calmada, era una tregua, la calma se sentía, ya ellos querían formar nuevamente el equipo de la mayoría, yo seguía con la idea de serle fiel a mi equipo, batalle en silencio, luche en secreto, eran mis motivos, estaba en busca del bienestar general, de terminar la lucha, de acabar la guerra para evitar alguna baja, toda guerra tiene su mártir, yo no quería jugar ese papel y no creo que lo haya jugado, pero si no estoy con el ni con ella, entonces como pueden creer que estoy en contra de ambos?, es que yo no quiero jugar a la guerra, no me interesa seguir mas en ese fuego cruzado, he recibido muchos disparos y me duelen, ya me duelen mas, estoy exhausta de sentirme agobiada, estoy cansada, mucho muy cansada, emocional y cerebralmente exhausta, esta lucha seguirá, no soy pesimista, pero los conozco, yo salí de ellos y se que no se rendirán y ninguno de los dos cederá, pero la sensatez debió tocar a alguno de los cinco y yo ya decidí salirme de aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario