Momentos sublimes

Hoy, casualmente, desde que me desperté a las 5am, he pensado mucho en la cuestión del Fluir, todo por un libro que me leí esta semana, Flow de Mihaly Csikszentmihalyi, era para hacer un informe, no lo leí con muchas ganas, pero aún así me quedo retumbando bastante en la mente, eso de Fluir, de dejarme llevar, de dejarme absorber por lo que haga, gústeme o no, el asunto es que la mayoría de cosas que hago no me gustan, es un hacer por hacer, me perturba, entonces, retrospectivamente pensando la mayoría de mi vida la he pasado haciendo cosas por obligación, poca satisfacción he encontrado en ellas, así que decidí que cada cosa que haga, sea la que sea, de ahora en adelante estará cargada un sublime placer, hoy por ejemplo he tenido varios momentos de sublime placer, comencé con una pequeña conversación con un amigo en la universidad, le dije que lo respetaba, el se emociono mucho, no lo creyó, pero así es, lo respeto, ser el no es fácil y nadie mas podría vivir su vida como lo hace el, le dije: "Si yo fuera ud, ya me habría suicidado", al parecer el se sintió alagado por mi respeto, pero si, lo respeto y lo quiero, mi segundo momento de sublime placer estuvo mediado por una milhoja de Santa Elena, me la comí tan lento como pude, mientras escuchaba Precious de Depeche Mode, ahí, en ese momento me sentí fluir, me absorbí en mi momento de sublime placer, camine, rumbo a coger la buseta que me traería a casa, por que no tuve clase de 3pm, cosa que me hizo muy feliz, allí me encontré con el Bailarín sin son, hermosa criatura que poco se ve por las calles, fuimos compañeros de viaje, nos reímos, hablamos, nos abrazamos, y reímos un poco mas, conversación bizantina, un momento de estupidez que me hizo sentir una persona satisfecha, llegué a casa, dormí, descanse, almorcé, me deje tentar por un postre delicioso, me vi una muy buena peli y escuche una muy buena canción, y ahora estoy acá, pensando retrospectivamente, que ha sido un buen día, que a pesar de todo y a pesar de nada, soy yo quien le da el poder de ser lo que es, y que me hace sentir muy bien conmigo misma cuando me dejo fluir y me dedico a disfrutar de cada momento como si fuera un sublime placer, un sublime momento...

4 comentarios:

  1. Qué feliz se siente leer esto.

    ResponderEliminar
  2. En mi vida reza la siguiente frase: "me dejo llevar por el fluir de la vida, dejando que me proporcione fácil y cómodamente lo que necesito para ser feliz"

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu blog, en cuanto a este ultimo texto, pues estoy muy de acuerdo contigo en michas cosas. La vida es deliciosa, sobre todo si le das placer a tus sentidos. Los problemas metafísicos se resuelven, como dice una amiga, con mantequilla.
    En fin,
    un abrazoo

    ResponderEliminar
  4. hey! jejeje, me encontre con un buen momento aca al leer esto

    ResponderEliminar