Pelea

Hace un tiempo tengo una pelea casada con ella, es bien difícil la condenada, unas veces es mi complemento, una de mis razones de felicidad, de tranquilidad, cuando paso un largo tiempo en el que estamos ausentes, distantes, la anhelo infinitamente, la añoro inmensamente, pero últimamente, esta última semana para ser mas precisa, ella se ha convertido en mi nemesis, ya no la anhelo , ya no la añoro, ya no la extraño, ella ha hecho hasta lo imposible por hacerme la vida infeliz, por hacer de mis noches una agobiante pesadilla, de mis mañanas y mis tardes una sola incomodidad, me llena de dolor, me martilla la cabeza constantemente, ya no la quiero, no la detesto, no podría hacerlo, no podría odiarla nunca, el tiempo que pasamos juntas fue muy grato, pero ya no la quiero, y se que su ausencia no me dolerá, que perderle no me marcará de por vida, que entrará a hacer parte de esa larga lista de pérdidas en mi vida, esas cosas pasan, van y vienen, pero yo a ella ya no la quiero, solo peleamos, yo trato de estar bien, de estar juntas y estar excelentemente, pero ella no colabora, así que hoy a las 4:15 am, he decidido que por razones de salud, tanto mental como física, me desharé de ti, te cambiaré por otra, yo se que seguramente en un tiempo empezará a comportarse como tu pero igual a ella eventualmente también la cambiaré, la abandonaré cuando le llegué su momento, pero mientras me sea útil y me haga feliz la conservaré a mi lado, así que amada almohada mía, renuncio a nuestra relación, renuncio a ti, te abandono, necesito dormir, quiero dormir, anhelo dormir, y esa peleadera contigo me esta afectando bastante, así que hasta nunca, en la tarde compraré otra que te reemplace y me devuelva el sueño y a ti te guardare en el armario, junto a la cobija que ya no me gusta y a la otra almohada que alguna vez ame, ahí te guardare hasta que una desafortunada visita venga y pose su cabeza sobre ti, y así como yo, no logre conciliar el sueño, gracias por todo, pero no te extrañaré y hasta nunca.

[La falta de sueño ocasiona serios daños, tanto físicos; en el peor modo de ojeras, como mentales; creer que la almohada que usas esta en tu contra y no quiere que duermas bien]

No hay comentarios:

Publicar un comentario