Odio la crema de tomate!

No me preguntés más, no es que no tenga razones, es que no te las quiero dar, caprichosa que es la vida?, no!, la caprichosa soy yo, difícil de creer, más bien difícil de entender, te acordás cuando tu mamá te decía no jugues con la comida, te lo comés todo ya!, pues jugaste tanto con ella, que se enfrió y ya sabe maluco, como a cartón, como a comida con la que jugaste y vinagraste, a eso sabe ya esto, a vinagre, a crema de tomate cuando yo tenía 8 años, que me sabía a pela y lágrimas, a obligación y a regaños, a veces las cosas acaban antes de empezar, nos preocupamos más por tener un quién que un cuando, por eso es mejor pensar más en el donde y en el cómo que en porqués y para qués. De todas formas si no me entendés no me preguntés que igual no te quiero hablar, estás frío y amargo como una crema de tomate de cuando yo tenía 8 años.

1 comentario: